Las cinco principales especies de peces

Calamar

¿De dónde vienen los calamares?

Los calamares se dan en cantidades gigantescas por todo el mundo. En casi todas las zonas de la FAO se puede encontrar una especie de calamar. Una parte de la flota pesquera holandesa se dedica específicamente al calamar durante los meses de octubre, noviembre y diciembre. Además, un gran número de ellos procede de países como China, India, Estados Unidos, Perú y, por ejemplo, España.

Temporada

El calamar de la especie Loligo vulgaris, que captura la flota holandesa, tiene una temporada de pesca que comienza en septiembre y se prolonga hasta febrero, con capturas que se extienden hasta abril, aproximadamente. Debido a las numerosas especies que hay en todo el mundo, es posible comprar calamares durante todo el año.

Especies de calamares

Los calamares son una clase de animales pertenecientes a la familia de los moluscos. Su nombre científico, Cephalopoda, deriva del griego y significa literalmente que tienen las patas en la cabeza.

Algunas especies de calamares comunes en el comercio europeo son:

  1. Loligo vulgaris
  2. Dosidicus Gigas -> también llamado calamar gigante
  3. Illex Argentinus
  4. Todarodes pacificus
  5. Loligo duvauceli

La gran cantidad de opciones hace que a veces sea difícil tomar la decisión correcta. Nuestros vendedores conocen bien las diferencias y estarán encantados de explicárselas.

El calamar en la gastronomía

El calamar es especialmente conocido en los países del Mediterráneo. Allí se vende como Calamari, Calamareti o, simplemente, Calamar. Si los calamares se preparan adecuadamente, no quedarán ni mucho menos duros o gomosos. El calamar se utiliza de muchas maneras en la gastronomía.

Los métodos de preparación más comunes son:

  1. Crudo o cocido para ensaladas.
  2. A la parrilla o asado.
  3. Brevemente en la freidora.

También se conoce como Puntilla y se utiliza mucho como tapa. Aparte del calamar propiamente dicho, la tinta se utiliza habitualmente para platos como el risotto o la pasta.

A pesar de que un calamar parece complicado de limpiar, en realidad es muy sencillo. Solo hay que sacar la bolita con el pico del loro que hay entre los tentáculos. Así se sacan todas las tripas de una vez. A continuación se puede cortar la carne en tiras.